Sesión 01

Tema: LA OBRA DE ARTE COMO PRODUCTO
Sección Martes 7:30 am

 Vestido de Patricia Field con la obra "Three-eyed face" de Keith Haring.

En la primera sesión que hablamos sobre la película beautiful loser tocamos un poco este tema y creo que se debería de ver mas a fondo, pues muchos de los artistas mas reconocidos mundialmente venden su obra como producto, y existen muchos eventos en los cuales pasa esto (zona maco),  es por esto que este se me hace un buen tema con el cual también podríamos comenzar. Saludos!!!

Atte. Jairo González Díaz
Director de Sesión
.

Comentarios

  1. En estos tiempos donde somos más personas, más ideas, nuevas tecnologías, etc.. Todas y cada una de las disciplinas, oficios, ciencias, se unen cada vez más y crean cosas nuevas, la multidisciplinariedad es lo hoy, y no podemos ni debemos separarlos (creo), el que dos o más disciplinas se unan para adoptar relaciones y colaboren para lograr objetivos comunes, no es factor para demeritar cualquiera de las disciplinas, simplemente se crea algo nuevo y diferente.
    El arte en los medios publicitarios, es interesante, el que en unos tennis, playera o cualquier producto se haya impreso obra de algún artista desmerece? o ¿Por qué no puede ser museable? Y el que la obra sea museable ¿la hace obra de arte?.
    La cuestión real, es que seguimos buscando o esperando que exista “el aura” que tienen las obras de arte. ¿Y si dividimos este aura en millones de envases de refresco nos queda nada? Esto se convierte en plástico con garabatos con orden, colores pero…¿nada más? Es cierto que vienen de lugares diferentes pero si se encontraron es porque hay mucho en común. La publicidad existe para vender productos y ganar dinero, que pasa entonces con las cantidades exorbitantes que se pagan por una obra de arte (tácito está el valor estético, ontológico etc.. que tienen la obra en si) si embargo… ¿quién decide entonces que obra vale tanto o menos? ¿Todo esto es un albur?

    ResponderEliminar
  2. Erika Ortiz Díaz
    Sección 03/ 5° semestre
    La obra de arte como producto
    La obra de arte como producto ha existido desde hace mucho tiempo en la historia. Desde la Revolución Industrial, a finales del siglo XVIII y en el XIX, se produjo en Europa un aumento en el arte comercial, especialmente en material impreso. Apareció la publicidad con ilustraciones sobre cobre y grabados sobre madera en carteles de carruajes, tarjetas de comerciantes, prospectos y anuncios en los periódicos. El desarrollo y los constantes avances de la litografía y del fotograbado acarrearon un aluvión de material publicitario en forma de calendarios, carteleras y catálogos. A finales del siglo XIX, las técnicas perfeccionadas de la reproducción en color y otros adelantos aumentaron la importancia del arte comercial y elevaron su categoría. En el marco del Art Nouveau, los carteles publicitarios de artistas como Henri de Toulouse-Lautrec, Ramón Casas y Alphonse Mucha se situaron en el rango de las bellas artes.
    Pero es en la actualidad cuando vemos como más artistas se asocian a marcas prestigiosas de moda o a grandes compañías de refrescos, o cerveceras, etc., ayudándoles a comercializar mejor sus productos. No creo que podamos definir si estas acciones son buenas o malas, el artista no compromete su visión sino que la comercializa, ya sea con fines lucrativos o para tener un mayor acercamiento con la gente en general.
    Citas de Andy Warhol que me parecen interesantes acerca de este tema:
    "El arte comercial es mucho mejor que el arte por el arte"
    "Un artista es alguien que produce cosas que la gente no necesita, pero que a él, por alguna razón, le parece buena idea dársela"
    "Nunca hice nada para ser famoso... No soy el exhibicionista que la gente quiere hacer creer que soy"

    ResponderEliminar
  3. Algunas de las problemáticas que se formularon durante el seminario:
    *¿Por qué comprar arte?
    *¿Es bueno o malo?
    *Arte comercial
    *Diferencia entre arte y diseño
    *¿Como se seleccionan a los artistas que sobresalen a través de la historia?
    *La obra de arte a través del tiempo

    “Como artistas deseas vender la obra y poder vivir de ella, y ese mundo que implica la compra venta de arte, es un mundo muy cerrado” (Margaret Kilgallen).
    Pienso que lo ideal sería crear y vivir de ello y para esto en la mayoría de las veces es necesario vender. Vivimos en un mundo donde las diferencias de clases sociales son muy marcadas (esferas sociales), el poder adquisitivo esta centralizado en pocos, los mas poderosos (ricos), que ya sea por gusto estético o simple vanidad adquieren las obras mas costosas de los artistas mas renombrados de la historia, y apadrinan a los artistas mas sobresalientes de la actualidad. Artistas que son contratados por las empresas mas grandes del mundo para realizar la publicidad de las mismas, convirtiendo su arte en un “arte comercial”, ¿Esto es bueno? ¿Yo lo aria? ¿sigue siendo arte? Son preguntas que nos formulamos durante el seminario, la respuesta en cada uno de nosotros depende de la ideología, simplemente nuestras creaciones son como lo digo “nuestras” y el que hagamos con ellas es decisión de nosotros, no creo que sea malo ni que deje de ser arte siempre y cuando tengamos bien plantadas nuestras ideas y convicciones. Geoff McFetridge dice en el documental de Beautiful Losers “Esto es grande va a estar en todas partes, en carteles, televisión etc… una de las empresas mas grandes de mundo y luego yo”. Y desde este punto de vista tiene razón, el arte comercial es el que llega con mas facilidad y con un costo muy bajo a todo tipo de publico, en cuanto es comercial se masifica de una manera impresionante. Muchas bases de la estructura del arte comercial son del diseño grafico. La diferencia entre arte y diseño en la actualidad esta dividida por un hilo muy delgado que probablemente tarde que temprano desaparecer, tal vez lo único que los diferencia en algunos casos es el sentido con el que se realiza (ya que el diseño sigue siendo herramienta básica de publicidad) y la composición tan metódica que tiene el diseño a comparación del arte.

    ResponderEliminar
  4. JAIRO RAMIRO GONZALEZ DIAZ
    SECCION 01


    La obra de arte como producto comentario
    Podemos decir que los artistas que más se cotizan en dentro del mundo del arte están dentro de un grupo elitista que es en donde más se mueve el arte, muchas personas compran obras artísticas solo hacen por marcar un estatus no tanto por un gusto estético. Esto pasa en todos los grupos de personas desde las más adineradas hasta la clase media (pues por lo regular son las únicas interesadas en el comprar arte).
    El arte al estar en venta no pierde su valor de arte, simplemente se cotiza el artista lo cual es bueno para él. Esto no es bueno o malo simplemente pasa, de algo deben seguir produciendo los artistas, pus esto ha pasado desde tiempo atrás.
    En estos tiempos tecnológicos es más posible que el arte se mezcle mucho con el diseño y haya una pequeña línea divisoria, esto es aprovechado mucho en el mercantilismo pues da un valor extra a los productos de muchas marcas reconocidas por ejemplo en el caso de Luis Vuiton y el artista plástico Takashi Murakami pues muchas marcas pueden entesarse en los artistas para subir el nivel de mercadeo de sus productos. Esto resulta beneficioso para ambas partes pues tanto como las marcas y el artista se hacen más conocidos.
    El artista debe de estar consciente de qué tipo de obra está vendiendo y cuál es el efecto q resultara de esta.

    ResponderEliminar
  5. Sergio O. Hernández Castellanos

    Insertos en una contemporaneidad donde es más complicado definir el arte (más no imposible), las líneas que separaban al diseño del arte se hacen más delgadas. Claro existen lineamientos muy parecidos entre ambos: su piedra angular es la creatividad, y no hay porque complicarnos con demasiadas etiquetas.

    Cuando el mundo de la mercadotecnia apuesta por campañas publicitarias más arriesgadas recurren como factor decisivo a los artistas, que dan un nuevo giro-visión a los productos de consumo. La relación entre arte y otras disciplinas es mucho más común de lo que parece; en la historia abundan contribuciones entre artistas visuales y la industria: Yves Saint Laurent (modisto) formó un universo creativo basándose en el cubismo de Picasso, el pop art de Andy Warhol, los colores de Matisse, la paleta y la geometría de Pie Mondrian. Marc Jacobs con Richard Prince, (pintor y fotógrafo estadounidense) hacen una serie de bolsos para Louis Vuitton. Y ni hablar de Takashi Murakami sus bolsos Louis Vuitton no se venden en menos de mil dólares. La revista Vogue cuenta con un innumerable número de artistas que han diseñado su portada como Salvador Dalí, o en aparecer en ella como lo hizo Frida Kahlo en 1940. Nike, converse, dior también se han apoyado de artistas para re-direccionar sus productos. (La retroalimentación es muy importante entre la moda y el arte). Aunque sí, estos productos solo son alcanzados por un sector socioeconómico medio-alto. El arte también ha llegado a un público más amplio atreves de productos más “desechables” como es el caso de coca cola, Pepsi, mtv, xx lager, etc etc. que han lanzado productos-campañas hechas totalmente por artistas. El arte en medios masivos de consumo (desde mi punto de vista) es una forma más fácil de llegar a cualquier público que quizá no le interese el arte, o que no visite ningún museo. Es una forma de llegar a ellos en algo inesperado.
    Aunque siempre exista el debate sobre los “valores” del artista, siempre van a existir artistas que colaboren con compañías y compañías que quieras a los artistas entre ellos, aunque si (pienso) hay un arte-artistas para ciertas cosas, es decir no me imaginaria a Francis Alys (por poner algún ejemplo) colaborando en una campaña de coca cola.

    ResponderEliminar
  6. Eduardo Cendejas lopez Sec 03

    El arte como objeto de significado de una manera contemplativa, o por su mero valor monetario, vimos en el seminario que ambas son necesarias, simplemente como para el artista su manera de subsistir, como por la necesidad de expresión, que si es bueno o malo que tenga su valor adquisitivo, es como se ha dicho, una de sus propiedades y que como tan, yo creo que su valor siempre sera por la contemplacion y expresion que permite que la sociedad capte su razon de ser y no por solamente su estetica que posee.
    En cuanto a la tematica de arte - diseño, llegamos a una conclusion que permite al arte un sin fin de posibilidades, asi como al diseño que si es posible producir aun que con ciertas reglas o patrones por seguir, ambas encaminadas a razones muy parecidas, son las dos producto de la creatividad.

    ResponderEliminar
  7. Julián Hernández León
    Sección 03

    El fenómeno del arte como producto y mas específicamente, como mercancía no es nada nuevo, sin embargo es en los tiempos actuales que toma implicaciones mas obvias pues es curiosamente cuando nuevas formas de comunicación y distribución podrían ir acercando a las obras de arte al publico que sucede exactamente lo contrario (al menos en la rama del mainstream), la necesidad de consagración de muchos artistas, esto es de exponer en galerías, museos y que su obra se mueva entre consumidores, coleccionistas y en subastas, genera una creciente elitización y fetichización del arte y de las obras de arte.
    Esto aunado a la creciente intelectualización y conceptualización muchas veces indiscriminada de las “nuevas” corrientes y sus artistas genera también un distanciamiento entre arte y publico. Basta ver que muchas exposiciones y galerías tienen como publico una abrumadora mayoría de creadores, deseosos de algún día ver sus obras en esos lugares en vez de espectadores.

    El arte se aleja del público y muchas veces es solo entendido por artistas o especialistas; no debe leerse esto como una defensa al populismo artístico, sino como una visión particular del por que cada vez hay menos gente a la que le interese el arte y por que cada vez la obra de arte se convierte mas en una mercancía para los ricos y poderosos; pues se manifiesta la obra como un elemento de distinción entre estratos sociales y económicos, como un objeto que hace a su poseedor automáticamente superior a quienes no lo tengan.
    Como ya se dijo, el germen de este fenómeno no es reciente el ejemplo mas citado: la Monalisa, cuyo valor se considera incalculable, las obras de Van Gogh olvidadas y menospreciadas ahora se subastan en cantidades exorbitantes, el arte es ahora una inversión.
    Convertida así a la vista de un acaudalado la obra pierde valores fundamentales y el mundo del arte se puede equiparar entonces a los bienes raíces, se compra en una cantidad y su valor va en aumento, ganancia asegurada.

    ¿Cual es el problema nuevo entonces, pues los artistas siempre se vieron subyugados a sus mecenas y sus ambiciones e intereses? Una respuesta pude ser que el arte ya no es mas un oficio como fue concebido durante mucho tiempo; aparte de los infinitos conceptos que le rodean actualmente esta también el de que se vuelve un escape o puente entre sectores socio-económicos, una forma idealizada pero efectiva de escalar los estratos sociales, salir del anonimato, ser reconocido, y dado el fenómeno de fetichismo-elitismo, empiezan a surgir obras que no son concebidas cabal, sincera u honestamente, en vez de ello son obras netamente mercantiles, justificadas únicamente por el gusto común, institucionalizado, tolerado o aceptado y las defensas teóricas mas redundantes y rebuscadas.

    Para mi, el problema no es que una obra de arte se convierta en el ámbito del “mundillo” del arte en producto o mercancía, si no mas bien que ésta allá sido gestada o creada para tal termino, una obra hueca, un timo creado solo para vender que no tenga nada de fondo realmente.

    ResponderEliminar
  8. Briseida Tolentino Arrés
    Sección 03


    El inmiscuirnos en este tema tan citado y vivido como el hecho de tener en mente la obra de arte como un producto, en lo que corría la sesión nos dimos a la conclusión de que el artista en mayor o menor medida, terminara vendiendo su obra, ya que de alguna u otra manera también lo hace para su sostenimiento económico, la diferencia que se encontró entre el diseño y el arte es que las obras de diseño siempre son creadas con el único fin de ser vendidas, por mucho que se tenga una libertad de crearlas, o de experimentar incluso con ellas a tal punto de no encontrar diferencia entre ésta y una obra de arte, pienso que uno de sus principios básicos de diseño siempre será tener como meta ser un producto consumible; mientras que la obra de arte, la mayoría de las veces, comienza como una sola motivación del famoso “arte por el arte”, hacerlo por la necesidad misma, por convicción, sin delimitaciones, y con la libre opción de ser vendida o conservada por su mismo autor.

    Nos dimos cuenta que la mayor parte de las ocasiones los artistas mejor pagados, no son más que parte de un grupo seleccionado de ricos y poderosos, que deciden qué y cuanto vale cada uno de ellos, empiezan a ser un espécimen digno de colección, pero solo hasta que alcanzan fama mundial, casi siempre, de la mano de algún otro artista con reconocimiento y prestigio que se encuentre dentro del mismo circulo, sino sucede así, de otra manera, muy difícilmente algún artista desconocido llegaría a entrar en esa elite.

    Vender tu trabajo a grandes compañías, haciendo que el arte llegue a lugares más allá de lo que un museo lo haría, depende de los principios de cada uno, y pienso que no por eso las obras tendrán menos valor estético y que el artista será malo, y sobre todo que la obra de arte dejara de ser arte, solo por encontrar un soporte que no es común a lo que estamos acostumbrados.

    A lo que todas estas ideas nos llevan, es llegar a un punto en el que vender arte no es bueno o malo, sino más bien esta en tomar una decisión personal, al final de cuentas, el artista siempre tendrá ese derecho de decidir si quiere vender su trabajo o no.

    ResponderEliminar
  9. Extravagancia, lujo, élite, buen vino, han llegado a formar parte importante dentro de "la burbuja del arte contemporáneo" que se torna cada día mas cerrada y mas codiciosa, es decir, la venta de "productos artísticos" (obras) han cambiado radicalmente el modo de como las vemos, de alguna manera una obra se sobre valorara al momento de venderse en 1,000 000 de euros, ahora la obra se torna mística y significativa.
    Se tiene que hablar de "Burbuja" por que el arte esta encerrado en las galerías y casas de subastas(una especie de mafia), donde solamente gente con un alto nivel económico puede ingresar a adquirir alguna fanfarronería, y que compran gustosos claro, pero lo hacen para mantenerse en un estatus socio-económico que termina ensuciando el verdadero valor del arte.

    ResponderEliminar
  10. Esperanza Garibay
    dijo:

    LA OBRA DE ARTE COMO PRODUCTO
    (SISTEMA PRODUCTO)


    El arte se relaciona a través de una cultura, al generar una identidad en la construcción y creación dentro de un mundo lleno de variables y constantes diversas, donde el hombre busca proyectar su conocimiento y su concepción del mundo, tratando de alcanzar aspectos universales y duraderos, reconfigurando y dando forma a lo ya existente.

    La obra de arte le pertenece al artista dando la trasmisión de su propio mensaje, el cual a veces contiene determinaciones inexploradas, aunque en las características de la obra se encuentre lo individual, los principios formales y criterios de gusto siempre estarán condicionados por el material y el medio, por el objetivo de trascendencia e imagen artística, por el contexto social y el público del autor, la obra de arte es un objeto social donde su destino depende de quién lo observe, juzgándola y dándole el visto bueno, siendo que a estas alturas, el artista, ya no es solo la típica visión del paisajista, sino que va mas allá.

    El artista es un producto histórico-social, resultado de un proceso creador que está plasmado en distintas manifestaciones, el arte es un medio de comunicación universal donde se refleja la realidad a través del arte, siendo capaz de darnos a cada uno lo que necesitamos y deseamos, satisfaciendo las necesidades personales, expresándose a través de la forma, el espacio, el movimiento y el ritmo, teniendo una experiencia que busca expresar al mundo interno como externo.

    En cuanto al arte globalizado, se refiere a un mercado netamente mundial, al cual es difícil acceder como artista, ya que si no tienes un “padrino”, será difícil llegar a ser un artista rentable en este medio, el arte como producto se enfoca a la capacidad adquisitiva que tenga el consumidor, aunque el arte choque con la idea de que si el objetivo primordial es sólo comercial, pierde su calidad artística; por otro lado el arte ha perdido un poco de terreno como producto con la difusión de obras por internet, donde se tiene argumentos prácticos fáciles de asimilar, como son la creación de algunas bibliografías y material didáctico para los interesados en el tema, un ejemplo de ello son las escuelas, donde forman hombres creadores que contribuyen a la revaloración de culturas nacionales, así como canales de expresión y comunicación para el desarrollo en cuanto a convivencia colectiva.

    En las galerías públicas el arte es expuesto para deleite del público, o también con fines educativos, en general, las galerías de arte tienen un fin primordial, que es la exposición pública de las obras de arte, algunas sirven como plataforma y otras más para venta, por el hecho de que el arte como producto de mercado necesita vender.

    ResponderEliminar
  11. Esperanza Garibay
    dijo:


    El arte tiene cánones parecidos, el clásico prototipo de los corporativos, como por ejemplo Burger King, tienen una estilización, colores planos, y códigos universales completamente parecidos a otras tiendas de este tipo, al utilizar el diseño para optimizar procesos, desarrollar la calidad y diversificar de la producción, haciéndola llamativa para los consumidores.



    El diseño se diferencia del arte por que va dirigido a individuos, empresas u organizaciones, desarrollando estrategias que hacen crecer su mercado local o en algunos casos mercados internacionales, el diseño mejora la presentación de los productos, investigando nuevos materiales, gestionando ventas y posicionando la marca, basándose en la escritura, figuras o signos, donde se representan datos visibles que guardan entre sí al concepto.


    Es difícil hablar de arte sin mencionar al diseño, ya que comparten los rasgos de una interpretación mucho más personal del concepto de ingenio, y la expresión al crear, un ejemplo es Andy Warhol con: Lata de sopa Campbell, Elvis y Marilyn, ya que el inicio como ilustrador comercial, y hoy es considerado un artista.

    El diseño es considerado como medio de expresión de la creatividad de los artistas, al producir y difundir a través de medios gráficos, digitales o tradicionales, y ahora el campo del diseño es más cercano a la producción artística, llamándose arte aplicado.

    ResponderEliminar
  12. Yesenia Diaz Alvarez
    Seccion 01

    La obra de arte como objeto:

    Mi opinion personal fue que la obra de arte en nuestra actualidad se ha vuelto elitista las personas pudientes por llamarlas asi, han adquirido este gusto por la obra de arte.
    Lo que me hizo cuestionar la razon por la cual se compra la obra de arte, dividiendo algunos tipos de "comprador" que pude notar:
    Los coleccionistas.
    El inversionista.
    Fanaticos.
    Y aquellos que adquieren la obra por el placer de goze estetico (contemplar, admirar).

    Otro punto que me parecio importante a razonar y reflexionar detenidamente es el comentario que se hizo en clace; ¿Que diferencia hay entre arte y diseño? La conclucion: Que la diferencia es la intencionalidad que se le da a la creacion. Pero esta frase, pensamiento, conclucion me gusta ya que no solo responde esta pregunta a mi parecer. Responde a la pregunta entre la diferencia del Arte y Artesania, La diferencia entre el Arte de reproduccion (estampa quizas) y el Arte que no se reproduce (Pinturas, esculturas).


    La discucion sobre la originalidad de la obra no es nuevo el texto, La obra de arte en la epoca de la reproduccion masiva de Walter Benjamin se habla de esta cuestion, sobre el aura de las cosas, aquel valor contemplativo de la obra. En lo personal soy de las personas que no creen que la monalisa tenga el mismo valor que un poste de la misma. creo en el valor "aura", ya que no es significa lo mismo para mi una pieza en la que se plasma el alma misma del arista que un poster (una copia vacia). Al igual que no sera lo mismo contemplar la Monalisa en el museo a contemplarla en el sotano de la casa de mi tia.
    Sinceramente no lo se explicar de una forma concreta, mas que esta; La obra de arte plasma una parte de ser del artista, lo cual significa para mi el sentido del "aura".

    ResponderEliminar
  13. Yesenia Diaz Alvarez
    Seccion 01

    Corrijo ultimo parrafo; La obra de arte plasma una parte importante Del Ser Del Artista, Lo cual para mi, significa el sentido del "aura".

    ResponderEliminar
  14. Seguiré insistiendo en que no podemos ser lineales al hablar de arte contemporáneo, ni de historia del arte, es más ni en la historia universal, por lo que creer que en el arte actual sucede solo una cosa nos encierra en un pasillo sin salida, cuando en realidad el camino esta bifurcado, o mejor dicho, extensamente ramificado. Como lo mencione en la sesión, el arte siempre ha sido cosa distinta para pequeñas comunidades o grandes civilizaciones, los parámetros se establecen por medio de “alguna especie de convención social” de la que muchos saben poco y pocos la cuestionan, pero la mayoría acepta. En nuestros tiempos parecen más evidentes estas secciones o esferas de lo “artístico” (creativo) muy probablemente debido al impacto de los mass media y la globalización. Vemos desde los pintores de paisajes, retratos y bodegones medio impresionistas medio abstractos medio animes, medios pop que se ponen en la Plaza de las Rosas cada fin de semana, a las copetudas doñas de clase media alta que pintan bodegones de las frutas exóticas de sus refrigeradores mientras la chacha le cambia el pañal a su primogénito. De las top models de la high culture que te ensartan 100 gramos de sal a 5,000.00 pesos con el discurso de que se trata de una idea conceptualmente tan innovadora que nadie la entendería, dentro de una llamada feria de arte contemporáneo, al fenómeno Bansky y sus discipul-imitadores. De Vanessa Beecroft a Marina Abramovich; de Yoshua Okon a Murakami. Etc, etc.
    En general podríamos hacer dos grandes bloques muy generales, el arte como proceso y el arte como objeto y dentro de esta ultima un par de incisos: a) objeto de arte. Y b) Arte aplicado a productos.
    Resulta evidente que nuestra subjetividad épocal dará pie a grandes debates sobre el tema pero al mismo tiempo nos otorga la respuesta: No hay BUENO o MALO, no se trata de juzgar la moralidad creativa del artista en base a nuestros propios valores o formas de hacer. Cada quien es libre de hacer con su obra lo que quiera. Solo esperemos que al final no terminen todos vendiéndonos sal…

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares