Los 15-M en el mundo

Todas las secciones

Tal vez para algunos es habitual escuchar de las acampadas en muchas ciudades del mundo; se les ha llamado "los movimientos de inconformes", los "ocupas", la #spanishrevolution, Occupy Wall Street, Occupy London, etc; sin embargo parece que en nuestros contexto, en los medios nacionales por ejemplo no se habla mucho de esto, por alguna extraña razón, pero tampoco ocupan grandes espacios de nuestras conversaciones diarias,


ni de alumnos, ni de maestros o de amigos cercanos (a pesar de que todos estos movimientos estén liderados por jóvenes mas o menos de la edad de ustedes y donde la vida universitaria ha tenido mucha influencia); como que estos sucesos internacionales no han tenido mucho impacto a nuestro alrededor.

Pensando un poco en esto, apareció en el número de diciembre de ArtReview un articulo corto al respecto; es un punto de vista reflexivo y crítico, que si bien no alcanza a recontarlo todo, sí permite algún acercamiento; interesante además porque parte desde el punto de vista de lo mas cercano a nosotros, en el sentido de lo artistico pues. Se los dejo aquí.

Obra de Bansky regalada a los Ocupas de Londres


El Arte esta tomando una mayor postura politica,
o la política se esta pareciendo cada ves mas al Arte.

J.J. Charlesworth. ArtReview, Dic 11.

Estuve atrapado varias horas en el tráfico queriendo llegar a las oficinas de ArtReview. Y todo porque a algunos soñadores igleses se les ocurrio bloquear los alrededores de la catedral de San Pablo. Incluso el aire de mi coche se infecto del espíritu de la zona: A la mierda la policía metropolitana! finalmente, cuando logré pasar la catedral, tengo frente a mi la primera vista real del movimiento Acampada Ocupa Londres: un montón de tiendas de campaña, muy pintorescas, dispuestas a unos metros del lugar que pisó San Pablo. Sin nada mejor que hacer, me pongo a maldecir también alos manisfetantes. Ellos pueden estar tratando de derribar el capitalismo, pero ¿no se dan cuenta que algunos de nosotros temos revistas de arte que editar?

El movimiento Ocupa de Londres, al igual que los otros movimientos surgidos expontaneamente por todo occidente, atrajeron la atención de los medios en los últimos tiempos. Muy impresionante para un fenómeno que, de acuerdo con los medios de comunicación, no parece saber todo lo que representa o que es lo que realmente quiere. Algunos seguidores del movimiento han tratado de defender esta inarticulación aparente como una virtud, donde las demandas específicas son menos importantes que el "sentimiento" general o la "intuición" de que algo está muy mal en el sistema actual.

Seguir leyendo en comentarios...


.

Comentarios

  1. otros argumentan que la forma del movimiento es el contenido político - que no se puede entender la democracia directa sin participar en ella – y que la política del movimiento es en realidad el proceso sobre el producto: la auto-organización es en sí misma la demostración, en la práctica, de que otro tipo de la sociedad es posible. "Vive la realidad que deseas ver", dice un cartel afuera de una tienda de campaña.

    Es algo que me inquieta desde hace tiempo, es decir, me pregunto cómo este cambio, de las metas políticas de siempre a una nueva participación política, podría estar relacionado con las discusiones sobre la relación del Arte con la Política. Porque cuando pienso en algunos de los artistas más comprometidos políticamente de la última década, me sorprende observar que problemas como el de la Auto-organización o el de la Naturaleza del proceso social en las relaciones, han estado ahí todo el tiempo.

    Ya sea que se recuerde el trabajo de artistas como Rirkrit Tiravanija, asociados con la "estética relacional", o la práctica colectiva y activista de la producción de Superflex o Atelier Van Lieshout, o las provocaciones político-sociales de artistas como Santiago Sierra o Artur Zmijewski o incluso las actividades de colaboración de los grupos jóvenes como Auto Italia en Londres, es más que evidente que el mundo del arte ha estado cocinando muchos de los enfoques y actitudes que están siendo la base de las manifestaciones anticapitalistas de hoy.

    ResponderEliminar
  2. Y tal vez no es de extrañar: las posturas radicales del mundo del arte tiene vínculos con la contracultura desde la década de 1960 por lo menos; y por lógica tienden a vincularse mucho con la política heterodoxa de nuestros días. Después de décadas de arte crítico y comprometido socialmente, gran parte del mundo del arte está familiarizado con el tipo de arte que aspira
    a un compromiso directo con la realidad social. El arte político ha pasado de representar ideas y movimientos políticos, como lo hacía la pintura y el arte antiguo (solo ser una imagen, una mera ilustración) a otro lugar, a la promulgación de ciertas formas del proceso político y social en sí mismo; De hecho, el arte y el activismo a menudo parecen intercambiables.

    Y, sin embargo, si bien puede ser tentador ver en este cambio decisivo (de un arte más que un gesto
    simbólico de lo político, para convertirse en parte activa de lo político), no dejo de sentir que algo extraño está pasando ahí. Uno de los aspectos más extraños de los movimientos Ocupa, es su carácter relativamente inerte -después de haber brotado, pareciera que no van a ninguna parte, que no hay un crescendo, que solo se emiten demandas- no parecen estar argumentando a favor de una alternativa positiva, radical o sobre cómo articular un movimiento para logralas. No logro verlos como opositores Reales del capitalismo: mirar con un poco de detenimiento las diversas declaraciones de los Ocupa Wall Street o de los Ocupa Londres, y lo que se encuentra es, en su mayoría, una lista de declaraciones emotivas sobre los excesos de los codiciosos banqueros, de la desigualdad social, de la destrucción del medio ambiente y las guerras en curso, pero poco sustancia en el sentido de cuál podría ser la solución.

    ResponderEliminar
  3. Insurrección armada? Revolución democrática? Una transición pacífica a un nuevo modelo económico? En realidad, nadie parece saber, o de acuerdo. Sólo participar parece suficiente. Y ahí es donde se podría concluir que, en lugar de que el Arte se parezca cada vez más a la política, la política es cada vez más como el arte. Si los movimientos políticos se utilizaran para hacer movimientos de masas (masas reales, no esto, no un puñado de jóvenes pintorescos que dicen representar el 99% de la polación) y diseñar una acción social definida, con agendas claras y objetivos de toda la sociedad, los movimientos actuales parecerían sistemas con la única intención de repetir sin cesar las denuncias simbólicas del sistema, pasando el tiempo más obsesionados por afinar los detalles diarios de sus procesos colectivo-democráticos. Dicho de otro modo, en su método de privilegiar la forma política sobre el contenido, en su obsesión por el proceso en lugar de los resultados, los movimientos actuales están más ocupados en transformar la política en –como se podría decir?- algo así como una estética...

    ResponderEliminar
  4. Muchas veces nos olvidamos de que el “ARTISTA” debe tener un verdadero espíritu de universalidad, ahí debe entrar el ámbito político y la responsabilidad que tenemos ya no solo como estudiantes de arte sino como estudiantes universitarios…

    Me he dado cuenta en la escuela las personas se la pasan, no la pasamos, quejándonos sin darnos cuenta que ese malestar es contra nosotros mismos por no involucrarnos en la política estudiantil, de no exigir lo que merecemos y podemos obtener.

    Hay muchos artistas a lo largo del tiempo que han sido también personajes políticos, perseguidos y exiliados por ser revolucionarios, por expresar su pensamiento sin limitarse a la censura, al miedo, a la pereza.

    La indiferencia es nuestro peor enemigo, necesitamos actuar, esto va de la mano con lo que pasa estos días en la Universidad Michoacana, una huelga que ya nos hizo perder la penúltima semana de evaluaciones finales, y que se realiza por gente acarreada sin conciencia de lo que están haciendo, dirigidos por corruptos “lideres” que solo entorpecen el desarrollo de la institución afectando no solo a estudiantes sino a la población en general. Tenemos el derecho a manifestarnos, pero dañar así a tantos parece ser más bien un acto perverso que busca beneficiar a unos cuantos intereses ¿de quiénes? ...políticos peces gordos sin fondo que se sacian de poder y de joder.

    Las manifestaciones en las calles deben evolucionar, causar un impacto real, uno verdadero donde realmente se difunda el mensaje y el porqué de tal o cual protesta.

    No nos desconectemos de la sociedad en la que somos participes, no olvidemos que la búsqueda de la conciencia de donde estamos y lo que somos nos compete a todos, aprender a vivir… podemos mejorar, empecemos por nosotros mismos, individualmente para extendernos a un todo.

    VALEARTE GENEZ

    ResponderEliminar
  5. Alguien mas le tiene interés a esa fabrica abandonada de Jarritos!?


    Cuales son las estrategias legales (si las hay) para ocupar en esta ciudad? cuales son los limites, barreras, riesgos y posibilidades?

    ResponderEliminar
  6. Que interesante....

    Articulo 422-428 del código civil del estado de Michoacán

    http://www.testamentos.gob.mx/Documentos/ccivil/16codciv.pdf

    ResponderEliminar
  7. Yo recuerdo que cuando fue lo de españa, del 15-m o algo asi tambien investigue y no habia una razón exacta, se decia que eran lo inconformes y ya, pero poco antes habia empezado con estudiantes universitarios que se quejaban porque no había chamba y luego en londres los bombazos y luego las redes sociales llamando a las movilizaciones. Es un sintoma sin duda alguna, pero exactamenet de que?. Podria decirse superficialmente que son un sintoma de la manera de proceder de los inconformes ante todo, suena simple pero podriamos cuestionar la eficacia de manifestaciones, su importancia politica ¿quienes la dirigen? ¿donde terminan? ¿a quienes benefician? podemos comparar esas manifestaciones con las de aqui. El mismo rostro del ocuppy es un signo de interrogación, que curioso.

    ResponderEliminar
  8. yo encontre este Pdf titulado "Arte y política en
    movimientos sociales urbanos de Resistencia". me parecen muy interesantes las diferentes estrategias artisticas en varios lugares que se han aplicado para generar un cambio o expresar alguna inconformidad en el ambito de la politica.. espero lo puedan chekar.. http://www.liminar.com.ar/pdf05/ramos.pdf

    ResponderEliminar
  9. Pues primero, contesto a lo que se dijo de que el artista debe ser político: no, no, no y no. El arte es libre y puede meter la nariz donde se le de la gana y no por eso significa que deba enfurruñarse con un sólo movimiento o ideología. Si el universitario quiere o no quiere involucrarse es su decisión. Por supuesto, siempre y cuando la causa sea justa y éste así lo desee, puede intervenir, hacer política y dictar discursos y propuestas. Pero nadie tendrá jamás el poder de dictarle al artista universitario una tarea política de antemano.
    Otra cosa, al menos desde mi punto de vista, está claro por qué pasan todas estas cosas. Es inconformidad, cierto. Pero desde miles de puntos de vista y modos de actuar. Estos jóvenes que taparon tal parte de Londres con casas de campaña pintorescas y muestras de arte, precisamente lo hicieron así no sólo para expresar la cultura popular que los rodea, sus pasiones y anhelos sino porque deseaban mostrar que, digamos, el movimiento era pacífico. No así, por ejemplo, algunos trabajadores viejos haciendo huelga, que quizá lleven armas y sus mercancías.
    Ahora bien, hay movimientos que específicamente buscan un cambio en alguna ley o norma legales y otros que lo que buscan es hacer conciencia de tal o cual cuestión y siendo así, no necesitan obtener nada concreto de sus manifestaciones. El que la gente lo observe es suficiente, por ejemplo, desfiles gay o intelectuales de algún tipo.
    Y en cuanto a lo de arte convirtiéndose en política y viceversa: pues más bien son los jóvenes los que buscan el recurso artístico. Y generalmente lo buscan en campañas de concienciación de alguna cosa. Nunca se olvide lo poderosa que es la cultura popular en la identidad cultural de estas personas. Además, no se ignore la relevancia propagandística que tiene el arte (se acepte o no así es). Especialmente este arte neopop. Al final, son métodos para vender ideas.

    ResponderEliminar
  10. Incluso decidir tomar una combi o ir a pie es una acción política, aun en las manifestaciones creativas que deciden no "involucrarse" , esta decisión ya es una postura política.

    ResponderEliminar
  11. Uno se involucra desde que mira por televisión tanta publicidad y mi..da psicológica que solo pretende bombardearnos de publicidad (ya sea política o consumista) pero vive en nuestros hábitos humanos donde la mente es frágil y nos lleva a cometer en ocasiones errores que pueden describirse un poco como "idiotas"....

    En cuanto a las intervenciones de lugares públicos, no hay que irnos tan lejos y vayamos a C.U. rumbo a la salida de la puerta principal y tenemos una mampara vulgar, o mas bien lo que era una mampara vulgar, espero que es escriba así*** donde nuestro colega Julio enmarcó una imagen no disponible con stencil, que hace referencia absoluta al arte urbano mexicano, con un toque barroco.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares