Tema de sesión. El proyecto crítico de Avelina Lesper.
Secciones Martes, Miércoles y Viernes.

Una buena forma de iniciar el trabajo de este semestre es revisar un poco el trabajo teórico de algunos pensadores mexicanos que han estado escribiendo en épocas recientes sobre arte. Para esta semana vamos con un caso controvertido, Avelina Lesper, el juego de lo trivial.

Primero revisamos este conocido articulo (importante leer los comentarios dejados ahí):

El segundo artículo que será importante revisar es:

Con estos dos artículos se puede trabajar bien.

Adicionalmente pueden ver alguna otra cosa en su blog personal http://www.avelinalesper.com

Algunos problemas base para iniciar son:

1.- El discurso de Avelina Lesper, fortalezas y debilidades.
2.- Consecuencias, repercusiones, etc; de su trabajo.
3.- El contexto en el que aparece su discurso.

Adicionalmente pueden darle un ojo a Stukism International http://www.stuckism.com/
y al movimiento Hartista http://www.hartismo.com/ que son movimientos relacionados con Lesper.

.

Comentarios

  1. El pensamiento crítico (no tan crítico) de Avelina Lésper es radical. En casi la totalidad de los términos del Brevísimo diccionario de una impostura encuentro aciertos que (graciosamente) coinciden con más de una idea que de manera intuitiva o reflexiva he experimentado a lo largo de mi experiencia con el vasta esfera de lo creativo, algo que me parece muy rescatable. Por otro lado son más las dudas y los desacuerdos que me son posibles enumerar y es que si, como dice Lésper, el arte contemporáneo tiene 100 años haciendo lo mismo convirtiéndose en tradición y esa tradición es algo criticable ¿cuál es la diferencia entonces de lo contemporáneo frente a más de 6 siglos de tradición en la pintura? ¿Cuál es la verdadera necesidad a satisfacer mediante un restablecimiento de los valores tradicionales del arte (incluso a manera impositiva)? ¿Por qué reemplazar tradición con tradición? En este sentido el pensamiento de Avelina termina siendo insuficiente para defender el regreso de dicha tradición.
    En general es más la crítica despiadada que hace de lo contemporáneo que la reflexión en lo positivo del arte que se defiende, y es que algo que podemos apuntar es que casi todos los tópicos que critica del arte contemporáneo son de una manera directa o indirecta también aplicables al bloque opuesto, al aceptado por Lésper. Mencionare solo algunos de los que me parecieron más interesantes ya que si me propongo a citarlos todos me llevaría 3 post e ir de inicio a fin del diccionario “lesperiano”.- Arte Burgués: se nos plantea como arte para una elite, por parte de artistas “flojos”, pero ya se les criticaba a los pintores de vanguardia de ociosos y mediocres pintores carentes de dominio técnico y por otro lado ¿No fue incluso más cerrado el circulo elitista de los que podían acceder al arte en épocas de Migue Ángel? Cuando para poder hacer una escultura o pintura se necesitaba una gran inversión por parte de personajes ricos y poderosos que serían los únicos con el privilegio de contemplarlas. –Entender: Me tomo la libertad de comparar, “En el aire” de Teresa Margolles, Burbujas hechas con agua jabonosa de la morgue (http://www.inicios.es/graficos/teresaMargolles.jpg) y “Las espigadoras” de Millet, óleo sobre tela (http://www.nelmezzodelcammin.es/wp-content/uploads/2010/12/Jean-Fran%C3%A7ois_Millet_II_002.jpg). Para analizar ambas obras es evidente que necesitamos ver más allá de lo aparente o del simple goce estético que nos ofrecen (goce que encuentro en las dos) si en Margolles solo vemos el concepto y en Millet el dominio técnico nos quedaríamos con nada, ambas obras requieren de cierto conocimiento previo (que puede ser hasta intuitivo) para no satisfacer nuestra experiencia con la primera impresión. Ambas tienen una relación íntimamente directa con su entorno, reacciones a impulsos de sus contextos inmediatos. Y en ninguno de los casos se trata de un arte accesible para todos. – Células espejo: con esto me queda claro que Avelina termina ejemplificando muchos de los aspectos que crítica del arte contemporáneo, las células espejo acaban siendo una forma rebuscada, y hasta ridícula de justificar un proceso de la experiencia creativa que no tiene razón de ser explicada. Como conclusión de lo que hablamos en la sesión: generalizar y considerar “más o menos que” a las diversas manifestaciones que están ocurriendo en un mismo tiempo (no lineal) en nuestros tiempos no es una manera correcta de la cual partir hacia un análisis crítico, a lo largo de la historia diversas manifestaciones han compartido tiempo y espacio, no veo la razón de por que debamos ir todos en un mismo camino…

    ResponderEliminar
  2. Se mencionó en la sesión que la principal debilidad de Lesper es su tono beligerante y el coraje con que pareciera que redacta sus textos. Yo hice notar que esto me parece una verdadera fortaleza, pues las emociones negativas que se evidencian (deliberadamente a mi parecer) han causado y causan empatía en un amplio sector de la vida cultural del país, por lo menos. En el internet 2.0 esto se ha traducido en que varias de sus entradas tengan una expansión casi viral en los círculos culturales de las redes sociales. 926 seguidores en blogger, teniendo como tema la crítica de arte, es una cantidad estratosférica. Tener lectores no garantiza nada, pero es un objetivo en todo escritor y su estilo le ha ayudado mucho a cumplir ese objetivo.

    Por otro lado la indignación ante el arte conceptual, suele no pasar de allí, de quejas al viento, aquí tenemos a alguien que se detiene y hace algo con ella, la abstrae en palabras, le da forma y crea un registro, dando forma y encabezando una comunidad anti-arteconceptual en México. Podríamos unirnos ciegamente al redil pro ó anti Lesper, y así negar el ejercicio más valioso, que no el único, que observamos en sus textos, el derecho a cuestionar, a no creer ciegamente. Y ahí es donde yo encuentro la mayor fortaleza de Avelina.

    Las debilidades van por el lado de su optimismo hacía el “arte auténtico”, pues aunque en blogs como este pareciera que hay dos polos enemigos, claramente definidos y con características distintas e independientes, no hay nada más alejado de la realidad. Lo cierto es que hay dos tendencias que pudieran separarse y seguir rumbos distintos, de no ser por el inmenso detalle de que ambas comparten el mismo nombre: “Arte”. Ambas lo desean, parece que lo necesitan y añoran. Sus intentos se valen de discursos complejos que al final crecen tanto que terminan por enredarse y confundirse en las alturas del lenguaje. Sin los discursos críticos sería fácil distinguir entre las actividades que realizan Lucien Freud y Damien Hirst, pero al criticarse y justificarse terminan por ser casi hermanos, ambas son un agudísimo testimonio de la condición humana que bla bla bla… Avelina defiende los auténticos poderes del “verdadero arte” frente a los falsos de “la imposición conceptual”. Yo no creo, ni defiendo la pretensiones del arte conceptual respecto a lo que dice expresar, pero es momento de ver “el arte auténtico” que defiende Lesper y comprobar si realmente repercute más allá de la relación endogámica entre críticos, curadores y artistas. Yo apuesto a que en ese sentido ambas son igual de estériles en las mentes que no están adiestradas y adoctrinadas para descifrar el lenguaje artístico.

    La primera definición de Avelina es “arte burgúes”, como aquí en Morelia no me he encontrado muchos artistas burgueses, deben estar en algún proyecto experimental en el extranjero o algo así, les dejo un link donde se ridiculiza apenas a estos engendros culturales.

    http://www.youtube.com/watch?v=8DmNsl3HSIA

    Esto ejemplifica las personas que conforman la escena artística que es, yo supongo, el contexto en el que se desarrolla y que provoca el discurso lleno de coraje y burlas de Avelina Lesper. Es difícil no sentirse identificado con ella.

    ResponderEliminar
  3. Briseida
    Sección 03

    Sin duda alguna Avelina Lésper es todo un personaje, ya que con su crítica ha logrado llegar a varios de sus lectores, tal vez incluso transformando su visión, como en algún punto transformo la nuestra, y lo digo por que, al leer su diccionario sobre los conceptos del arte contemporáneo a los que ella se refiere, te das cuenta de que sin duda, más de una vez los has pensado tu también, obviamente se llegar al punto critico de llamarlo HARTISMO, pero si como una molestia momentánea, es que llegamos a las conclusiones de que, si bien tiene razón en su molestia, no es por igual que tenga completa y absoluta razón en lo que defiende.
    Encontramos que si bien nadie le niega que su discurso es bueno, el mostrar tanta "furia no controlada" es lo que puede llegar a ser su debilidad, porque entonces la lleva a caer en esas contradicciones, en el hecho de llamar malo al arte contemporáneo por valerse de una interpretación, cuando el arte tradicional es reconocido por tener otorgada una, en su afán de enaltecer y prácticamente solo concebir como arte lo que es tradicional, enjuicia demasiado duro lo que para ella no lo es, llegando a un punto que a mi me parece demasiado contradictorio y hasta podría llamarse un poco cerrado a la evolución pausada de la que ella misma se queja.

    Dejo claro, no es que este en su contra, y tampoco a favor, de hecho, en cuestión de opiniones, su discurso me parece bastante bueno, y es por eso que logra llegar hasta nosotros, por que se expresa sin limitantes, sin importar lo demás.

    ResponderEliminar
  4. Son tantas las preguntas que me surgieron a partir de esta sesión, que tendría que empezar haciendo una lista y con esto mismo comenzare.
    La necesidad del ser humano de clasificar, ordenar, enlistar absolutamente todo en el universo; esto si es, esto no es arte, tu si eres artista, tu no eres artista; todas esas cuestiones que se aferran a ponerle un orden al mundo del arte con el afán de entender este mismo, pero esta tarea se vuelve imposible por el miedo a encasillar y quitar la libertad y mermar la creación. Si todavía no se ha establecido que es arte, me parece muy aventurado y arriesgado definir que NO es arte. Y si todo vale? Y si todos pueden ser artistas? Entonces por que clasificarnos?

    Avelina Lesper y muchas personas mas están hartos de entrar a una galería y ver arte-objeto, vídeo-arte, performance que "evidentemente" NO son arte.
    Personalmente tuve la experiencias de hartismo (estoy segura que todos la tuvimos en alguna ocasión) entrar y ver una serie de objetos clasificados como obras de arte y no ver mas que un costal de papas y aun después de leer el concepto con el cual se justifica no entender nada y no tener ninguna experiencia estética con lo que tenemos ante nuestros ojos es tremendamente inquietante. O de plano estamos muy estúpidos al no entender la obra o el estúpido es el curador que dejo que entrar esto a una galería y por dejarse engañar por un oportunista.
    Comúnmente se dice que: "una imagen vale mas que mil palabras" pero acaso no son las palabras la que puntualizan eso. La obra de arte no esta compuesta solamente por técnica/forma, o concepto/idea, tendría que ser una construcción de estos y muchos mas factores.

    Estoy de acuerdo con varios señalamientos del manifiesto hartista, y con Lesper pero el generalizar lo hace poco formal y sin un marco teórico, poco creíble.
    Aun con las miles de dudas que me dejo, esta sesion fue muy enriquecedora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considero divertida la opcion de sentarnos a ver al curador como una victima mas del poco conocimiento y la escasa reflexion/informacion que existe en los parametros de arte y no arte de lo contemporaneo, lo conceptual, lo no objetual, blabla... estamos ya tan acostumbrados a ver la figura del curador como un dictador (no lo niego) sin embargo sintiendo un poco de empatia he llegado a pensar en esta figura como un ateo en busca de fe, enfrentandose a una oferta de inumerables religiones y doctrinas, serias, ilusas, ridiculas...intentando creer en una, aferrarse o desecharlas. En el pasado Encuentro Nacional de Creadores tuve el placer de estar en el taller del joven sociologo-artista Jose Jimenez Ortiz donde uno de los topicos mas polemicos fue la intitucion de arte y la curaduria donde concluimos que hacer el intento, a manera de juego por lo menos, de poner al curador en la situacion de recibir obras que en verdad ni el entiende y tomar la dificil decision de colocarlas o no en una muestra termina siendo su bella maldicion. El problema radica no en esa figura un tanto maquiavelica sin rostro si no, como ya mencionan en algunos comentarios aqui, la estrechez del acceso al arte, sea tradicional o no, en otras palabras no todos somos capaces de decifrar el arte sea margolles o miguel angel. El arte no es para todos.

      Eliminar
  5. Luis Rojas
    dijo:

    Polémica, agresiva, visceral. Escribe y su postura frente al arte contemporáneo es tenerlo como una ocurrencia y mediocridad. Avelina defiende a capa y espada el arte de la tradición teniendo como estandarte la buena manufactura.

    La perdida de producción artística es lo que abunda en el arte contemporáneo, donde muchos de los trabajos pueden parecer meras burlas al espectador y hace pensar en una especie de élite en donde artista, curador, galerista dan fe y legalidad de producto artístico a cosas que verdaderamente no las tienen, latas, cajas, bultos, basura al fin.

    Su critica es seca, directa y sin rodeos, posiblemente la reacción de muchos de nosotros al entrar a museos contemporáneos, donde hay decepción al ver cosas que son tan cotidianas, pero al momento de llamarlos arte ya no los entendemos.

    Quien sabe a que se refiera con el buen arte, todo al final necesita de una justificación para entender algún objeto y quizás esa carga descriptiva y narrativa haga mas rico el goce y el trance de lo que se llama arte, la pintura también es conceptual.

    ResponderEliminar
  6. COMENTARIO DE ARTE CONTEMPORÁNEO BASADO EN AVELINA LESPER
    Creo que hay que empezar a ver al arte de una manera más abierta, el arte es la mejor manera de sensibilizarnos. El arte inicio como una necesidad de expresión, y ahora es sólo reproducir arte tan solo por ser artista. El arte se ha vuelto un negocio, ha tomado el valor de mercado.
    Las obras que triunfan tal vez son porque son más universales en cuanto al lenguaje y conceptos se refieren, por este hecho, son mas aceptadas debido al mundo tecnológico en el que vivimos, donde es más fácil acercarnos a lo que pasa al instante, en lo personal, no sé hasta dónde es cierto que el arte conceptual es un fraude (ver http://www.youtube.com/watch?v=xAG1jhCE6rg&feature=related http://www.youtube.com/watch?v=Qi7tZP81IB8&feature=related ), donde los artistas no tienen cascaron ni sustancia, donde existe el patrón de lo copiado, de rehacer lo que el otro ya hizo. El arte contemporáneo avanza por medio de las nuevas tecnologías que nos despiertan ante lo que estamos absortos. Aun no quiero tomar un lado, quiero empezar a hacer mis propios juicios.

    CONCLUSIONES SOBRE LA SESIÓN
    EL artista se vuelve tan celoso y tan egocéntrico con sus ideas y con sus obras, siendo solo para él, como espectadores no sabemos de dónde vino tal cosa, de que esta hecho, que es, o que realmente quiere transmitir. Nosotros hacemos nuestros propios juicios que a veces ni si quiera se acercan a lo que el artista intenta decir con sus ideas. Creo que todas las manifestaciones son de gran valor, solo que ahora es más fácil estar en empatía con lo que se crea en la actualidad, “no creo que el arte este en búsqueda de un algo”, este arte ya está establecido, tal vez simplemente lo que hay es de acuerdo al contexto social de la época. Estamos discutiendo sobre la habilidad manual vs las nuevas tecnologías, contra los performans, las instalaciones, es difícil saberlo todo, queremos resolver preguntas complejas pero a la vez simples, sabemos mucho, pero a la vez no sabemos cómo expresar lo que ya sabemos, para catalogar al arte se necesita conocimiento, lo difícil es hablar de arte que no es tangible, que está dentro del arte conceptual y el arte tecnológico, el arte actual es una necesidad de nuestro tiempo, no podemos dejar al lado lo que está pasando en nuestra época, el arte contemporáneo es muy complejo, tanto o más de lo que lo somos los hombres de hoy, pero a la par es difícil ya que el mundo está lleno de artistas y pseudo artistas, todos creemos y jugamos a hacer arte, simplemente veamos a los niños que hacen dibujos con líneas y puntos, este es un arte sin prejuicio y dicen pinte y se hacer, en mi opinión seria espectacular que el creador se empapara de la manera de dibujar de los pequeños, esto nos enriquecería.
    Perita.

    ResponderEliminar
  7. Erika Ortiz
    Sección: 03


    Avelina Lésper una crítica de arte que está a favor de la desmitificación del arte contemporáneo, de eliminar todos los mitos alrededor de estas obras modernas. Tiene bastantes cosas a favor pero como lo hablamos en la sesión tiende a generalizar y ser muy enérgica en sus comentarios.
    Considera que el arte contemporáneo no se puede llamar arte. Está en contra del performance, dice que es algo egoísta, que es cobarde con el público, no permite la interacción, y ese tipo de opiniones generalizadas me parecen despectivas ya que existen artistas del performance que permiten la interactividad; también es despectiva con los ready made y todo lo que sea conceptual. Critica artistas de fama internacional como Damien Hirst por contratar asistentes para ayudarlo en la realización de algunas obras.
    En mi opinión creo que todas sus criticas dan pie a la reflexión y en nuestro caso (por ser estudiantes de artes visuales) nos competen un poco más, creo que así como puede expresar de manera muy tenaz y concreta sus arraigadas opiniones debería abrirse a nuevas formas de interpretación artística. No puede generalizar y decir que todo lo contemporáneo no es arte, solo porque no le encuentra un sentido artístico a las obras. El artista crea y nos deja a nuestro criterio la interpretación, no puedes esperar que todo sea servido en bandeja de plata. Y creo que es por eso que sus criticas hacia lo contemporáneo son tan claras. Muchos nos hemos topado con alguna obra moderna la cual no comprendemos en un primer nivel interpretativo, pero debemos hacer un esfuerzo y ver todos los aspectos que involucran tanto al artista como la obra para poder tener una mejor interpretación.

    ResponderEliminar
  8. Abril Azucena Márquez Ojeda. Sección 01.

    Avelina Lésper.

    Odiada por unos, amada por otros; ésta es la situación en la que se encuentra nuestro personaje. Algunos le imponen el dicho de “hablar por hablar” y otros el de “por fin alguien habló”. En cuanto a lo que podrían ser conclusiones de la sesión y a mi opinión, algo que se puede observar claramente en ella y sus escritos es el hecho de la generalización, algo que en lo personal me gusta descartar pues como sabemos siempre hay excepciones, tiende a meter todo el arte contemporáneo y conceptual en una sola bolsa a la cual clasifica de “mierda”. A sabiendas (al menos personalmente) de que existen aquellas obras que no tienen dicho carácter. Todo esto, me hace recordar algo que surgió en el semestre pasado, “¿qué movimiento no fue rechazado y señalado como no arte en su tiempo y el día de hoy es considerado incluso clásico?”

    Otro punto que es importante exponer es el de su tendencia a sólo criticar y no actuar, pero es cierto, como toda crítica (o), es pasiva, pues son personas que se dedican a sentarse frente a un teclado o papel para dar (en algunas ocasiones aún sin pedirlo) su opinión sobre determinado tema; claro que hay grados, pues como se dice de manera coloquial “hasta entre los perros hay razas”. Algunos tienden a formular sus escritos con bases y lenguaje moderado si ataque alguno o por lo menos no directo, y otros sólo hacen eso, atacar y mostrar su opinión. Personalmente creo que Avelina se encuentra en un término medio, pues a pesar de tener bases, en ocasiones se ciega y sólo ataca sin hacer el mínimo esfuerzo de ver más allá, además su lenguaje la hace notar como una persona visceral, lo cual es positivo o negativo según se presente la ocasión, a mí me agrada que trate de dar a conocer su punto de vista sin las famosas “palabras domingueras” algo más acercado a todo tipo de público, pero su punto negativo en esto, sería que como generaliza negativamente la mayoría del tiempo, todas estas personas y su público fiel solo dirigen su mirada a lo que ella indica y no a ver más allá de su nariz.

    En cuanto a su trabajo, no puedo considerarme a favor o en contra, puesto que así como encuentro puntos negativos, también encuentro los positivos, puedo atacar y defender los mismos. Su más grande problema es que parece terminar en lo que critica, ya que quienes defienden el arte que ocupa la mayoría de sus escritos, lo defenderán siempre no importa qué, pues como miembros de cada movimiento llevan la bandera de “esto es lo mejor del arte” y ella opina lo mismo, sólo que apoyando estilos y épocas distintas.

    ResponderEliminar
  9. Saul Hernandez. Sec.01

    El arte es de inteligencia, sensibilidad y ética, comenta Evelina. Déspota, concreta o inexperta en temas de los cuales se atreve a criticar donde solo sus criticas son aceptadas o analizadas por los pre-artistas en molde, donde a la elite esta señorona no es de suma importancia, con sus criticas de fuertes.
    Crítica o crítica constructiva para los contemporáneos. Un objeto común sin intervención alguna. Simplemente no tiene el nivel de arte. El proceso de síntesis es esencial para Evelina. El arte es un resultado, es un trabajo, es un hecho (Evelina).
    ¿Y entonces que pasara con la historia del arte? ¿Termino? ¿Cuándo?
    El arte conceptual porque toda idea y estructura de una obra son el sustento de la obra artística, sin ello no es nada; es arte bajo cero.
    El arte que nadie roba, de verdad que es una incognita tan grave que se tienen que preguntar ¿Quién robaría una obra que no vale nada, que vale basura, que vale un millón, pero que puede ser suplida?

    ResponderEliminar
  10. Critica de arte Avelina Lesper es un poco dura con la corriente contemporánea aclamada y repudiada pues sus criticas son duras y a su vez convincentes.
    Lesper trata de degradar a el arte contemporáneo que esta en nuestra historia desde hace 100 años y que de el cual no se a podido evolucionar, es una critica que no se va a las conveniencias de los artistas actuales y a sus egos. En el pasado los críticos protegían a el arte clásico y que después mediante la evolución de el arte fueron evolucionando en sus pensamientos pero en la actualidad nos encontramos con Avelina Lesper que apoya a los críticos del pasado pues el arte contemporáneo se vuelve cada vez mas mundano que es difícil llegar a entender algunas obras de esta corriente.

    En mi entendimiento Lesper tiene bien fundados sus argumentos pues al ver que el arte no a pasado de ser objetos encontrados que son fáciles de realizar o que solo son tomados de algún lugar y que solo por el ego de el artista y solo por ser artista lo que pone como arte es arte pero siempre y cuando este fundamentada dicha obra si no solo es basura que se puede encontrar en cualquier lugar y por lo cual quiere hacer esa regresión a lo clásico pues en ella se encontraba el trabajo de meses o asta años y en el cuan se estaban muy bien fundamentados tanto en material como en técnica y temática.

    Para mi Lesper es fuerte con sus criticas asía lo contemporáneo pues habla sin dar tantas vueltas a el asunto es muy directa pero pues de que le sirve si solo habla y no toma las riendas del asunto pues ella quiere cambiar lo de el hoy por lo del mañana pero no toma acción.

    A pesar de ser tan fresca, y habla con mucha coherencia tiene de a generalizar pues en si no todo lo contemporáneo es malo en mi opinión pues aun siendo estudiante de arte me es difícil saber las intenciones de algunos artistas y poder entenderlas pero ay obras que son de admirarse pues traen de tras un gran paradigma y que solo escuchándolo de boca y voz del artista seriamos capases de entender sus razones para crear o plantar alguna obra la cual el artista deja al criterio del publico pues este es el que tiene la ultima palabra.



    Así que descalificar al crítico como artista frustrado es una forma de asegurar que la mayoría de los espectadores lo son y en consecuencia ya no requieren de una opinión sino que su opinión es la que vale por el simple hecho de que todos somos ya críticos.
    cita sacada de este blog: http://revistareplicante.com/artes/arte/%C2%A1callate-avelina/

    ResponderEliminar
  11. Claudia Camacho Pérez (Clase del miércoles)

    Sin duda las confrontaciones sobre el Arte siempre existirán, sin embargo la postura de Avelina Lésper a mi parecer se me hace muy exagerada y extremista al igual que la postura Hartista, quieren regresar hacia lo "clásico", y rechazan por completo lo conceptual en una obra, en mi opinión critican y comentan desde una postura muy superficial.
    Existes cuestiones generadas sobre algunas anotaciones de Lésper que me gustaría recalcar: 1. menciona que "el requisito para ser artista es no saber las cosas para hacerlas" y lo que sucede con esto es que siempre se sabe hacer algo para realizar una obra inclusive conceptual, ya que todo arte es matérico; en otro apartado se menciona que "el concepto es un enunciado arbitrario que pretende cambiar la naturaleza de un objeto sin conseguirlo, exigiendo una comprensión que no requiere; un objeto es lo que es, nada más" a lo cual me encuentro en total desacuerdo con eso ya que el concepto si cambia la naturaleza del objeto y eso hacer que se enriquezca y haya infinidad de creaciones con una sola cosa, el objeto no solo es y ya, nosotros somos objetos y no nos encontramos apartados del espacio ni del tiempo (ejemplo), el objeto se transforma dependiendo de cómo es entendido, una obra conceptual inclusive tradicional es animada mediante ese proceso de visualización transformando un objeto nuevo.
    Una pregunta que hace Lésper es: ¿Por qué el autor no imaginó la obra y la realizó en vez de dejar ese trabajo al público?, a lo que respondería que se realiza un lenguaje en código lo cual hace que se enriquezca y crea una interacción con el espectador, porque la labor de uno es encontrar ese código y ese intertexto.
    Una pequeña frase que me causo mucho dilema y exasperación fue: "Nada más corriente que tener ideas", y es de lo que se trata en este momento: la idea, pero no es solo la idea si no en conjunto con el objeto, el hecho de conceptualizar, tener y poder argumentar una pieza permite que la obra no sea un objeto para apreciar, sino para analizar y descifrar, que el espectador sea participe de ello, inclusive que sea parte de la obra o a lo mejor la obra misma, el tener ideas para crear una obra permite crearla no al azar ni por gusto (aunque en algunos casos es así), la idea del concepto es eso.
    Finalmente respondo hacia la postura del critico, creo que si existe una critica después de la curaduría y de la Internet que es la critica social, individual que permite la aceptación o no de la obra. A mi parecer un critico siempre ayudará al artista, más no será el artista, aunque el curador a veces habla de lo que el artista no quería decir y se vuelve un conflicto, pero son los detalles por resolver entre el artista, el critico y el curador; inclusive del museógrafo.

    ResponderEliminar
  12. Julián Hernández León
    Sección 03 (pero tomo esta sesión con la 01)

    El arte y el artista (o quien pretenda serlo) deben estar abiertos a la critica, al dialogo, al continuo cuestionamiento y re-cuestionamiento, esto es a un continuo devenir. ¿ como se espera crecer y crear pretendiendo establecer paradigmas de lo que debe ser aceptado, de lo que se puede o no criticar, de lo que se puede o no señalar, cuestionar, de lo que se puede o no decir?; Posiciones extremas generan respuestas extremas y opuestas, deseable o no, fundamentada o no, toda opinión critica debe leerse con criterio propio, como dije en clase un critico objetivo no existe ni debería existir, pues éste debe estar comprometido con su criterio, dejemos de ser recipientes de ideologías, visiones y propuestas ajenas, atrevámonos a dudar, cuestionar y reiterando: a tener un criterio propio.

    Los vicios o debilidades de Lesper no le son exclusivas, las contradicciones, vicios o debilidades, al igual que fortalezas se pueden encontrar en todo, más que un listado de pros y contras se debería buscar la generación de una reflexión. Esa es la función de un critico, generar reflexión, la construcción de significado, ver cosas que no se habían visto en una obra, encontrar añadidos innecesarios, falacias y pretensiones, decantar, etc. y depende de quien le escuche el discernir que toma de ello; Si el arte es inasible, ¿porque imponer una u otra visión? Enriquece mas a una obra la interpretación que cualquier espectador-critico por mas “iletrado” o poco preparado que sea haga de ésta, que la imposición de un significado proveniente de manera institucional o del mismo artista ya que necesariamente define y por tanto limita a la obra. Basta ya de alabar a la obra como si de un icono sagrado se tratara y al artista como una vaca sagrada (que acaba pareciéndose mas bien a la gallina de los huevos de oro), no lo digo por los artistas contemporáneos y sus obras lo digo por todo el Arte, Tolstói ya había reflexionado sobre la necesidad de no dar nada por sentado, de que cada individuo se cuestione si tal o cual obra es en verdad arte, aunque la historia del arte ya la haya coronado con tal titulo. Es pues necesario discernir entre la ideología dominante y las respuestas que esta halla, no un punto medio y tibio, sino un punto propio. Negar el pasado e imponer utopías, o por el contrario negar el presente y estancarse es negarle el devenir al arte.

    No seamos pues meros espectadores y dudemos.


    Una disculpa, no me he podido encontrar el artículo original completo, pero aquí esta una reseña (y reflexión) de lo sucedido:

    http://revistareplicante.com/artes/arte/contra-el-arte-farsante/

    Y en este otro articulo esta completa la carta de Orozco:

    https://www.diasiete.com/09-12-2009/gabriel-orozco

    ResponderEliminar
  13. Andrea. Sección 01

    ¡Hola a todos! Como mencione en clase, me parece que irse a los extremos no nos aclara el panorama en cuanto al “arte conceptual”. Considero que Avelina Lesper crítica el arte de manera generalizada al afirmar que ninguna de estas manifestaciones pueden ser llamadas “arte” cuando nos hemos podido percatar en estos pocos años de estudio que existen artistas sumamente creativos. Sin irnos muy lejos, les quiero compartir la obra de un artista del que me acabo de enterar; se llama Cesar Martínez Silva. Quizás muchos de ustedes ya lo conozcan. Bueno, pues resulta que como me gusta mucho la escultura, este artista tiene una muestra titulada “El imperdurable mente presente”, esta instalación consiste en distintas esculturas de seres humanos en distintas posiciones hechas a base de hule látex vulcanizado que se infla y desinfla según la presencia del espectador, quien al acercarse activa un sensor de presencia que permite que una pistola de aire infle la escultura. ¿Quién puede afirmar que esto no es artístico y muy creativo?
    Además debemos sentirnos muy orgullosos porque este artista es mexicano y ha llevado su obra a muchas partes del mundo. Y así como el, seguramente hay muchos artistas talentosos y si nos adentramos y conocemos no podrán- por muy bonito que redacten- convencernos de que el arte actual no sirve. Porque firmemente creo que es el desconocimiento de lo que se valen los medios para convencer y manipular a la gente. Y no solo con respecto al arte, en política, en religión y en todo, la ignorancia es lo que tiene a este país en el hoyo.
    (Si quieren ver como funcionan estas esculturas que les mencione, busquen videos en You Tube).

    ResponderEliminar
  14. Iduna Ocampo Martínez.
    Sección: 01

    La critica de Avelina Lesper es atinada en ciertos aspectos, una de sus debilidades es generalizar negativamente el arte conceptual y otra es el empleo de un vocabulario para muchos refrescante, directo, para otros visceral y exagerado, vocabulario que usa para destruir y pisotear el arte actual, causando con esto ya sea la repulsión o la persuasión de sus lectores a un pensamiento similar al de ella, me parece que su critica también esta solo guiada por un juicio de gusto, pero también me hace preguntarme si ,el arte actual puede ser juzgado de otra manera, la aportación mas grande de esta critica de arte, es para mi , todos los cuestionamientos que logra ocasionarnos, todas las preguntas que surgen a partir de su pensamiento.

    Por otra parte también me parece un poco arriesgado el ponerme a favor o en contra de su postura, pues me resulta una postura bastante cerrada, que aunque para mi forma de ver es certera cuando habla del arte como un objeto mercantil que ya ha perdido casi por completo su función tanto ritual como social, y solo se ha enfocado en un área muy cerrada alimentándose y complaciendo a la elite del ámbito artístico.

    El Arte conceptual, arte comercial convierte la obra de arte en mercancía, arte en función de una elite y no de una sociedad.

    El arte actual ha perdido su función social y ritual, se ha establecido en el lugar de mercancía y objeto suntuoso, el arte actual es solo para los intelectuales, y elitistas adinerados, y no para el movimiento del pensamiento de una sociedad.

    ResponderEliminar
  15. Esta sesión me llevo a reflexionar sobre los siguientes puntos:
    1.- Considero una diferencia entre artista y creativo, el concepto de artista ha sido muy degrado, ahora cualquiera se dice artista, cuando a mi parecer para que alguien sea nombrado así, debe estar sustentado por su trayectoria, capacidades, conocimiento, dominio de reglas que le permitan después romperlas si este es su deseo. Los mismos iniciadores de las vanguardias, llegaron a la conclusión de que sus obras no valían y exigían un retorno a lo tradicional; porque se dieron cuenta que todas las nuevos estilos (dada, futurismo, cubismo) no habían logrado nada. Por otra parte considero que hay personas muy creativas, que no cuentan con habilidades técnicas, que logran por medio de su discurso y utilizando objetos elaborados con otros fines que no son artísticos (cajas, puertas, autos etc) llevar su idea o arte conceptual a terminar en un museo; lo que me llevo al segundo punto.
    2.- El proceso creativo; que es en el cual un artista logra bajar de su pensamiento, imágenes e ideas plasmándola en una obra, y en el que realmente se disfruta el crear, en el cual su concentración en la creación de la obra le lleva a un momento estético, el cual me pregunto si todo artista contemporáneo pasa, ya que su momento es sólo la concepción de la idea, después sólo tiene que ir a comprar o agarrar equis objeto y mostrarlo como una obra. Por lo tanto para mí el arte contemporáneo que no lleva en sí mismo éste proceso creativo, a pesar de que entienda lo que el autor quiso decir no logra llevarme a una reflexión, a una contemplación, ni a un disfrute estético. Que en otras palabras es lo que considero crítica Lesper del arte contemporáneo, pero existen obras contemporáneas que sí lo llevan, por lo cual creo que no todo puede tacharse de malo.
    3.- Al final de cuentas, toda obra pretende comunicar algo y para que éste proceso sea llevado a cabo se requiere de una decodificación del mensaje y una retroalimentación, como ya todos lo sabemos. Y desafortunadamente no todo arte contemporáneo, utiliza un lenguaje apto para poder ser decodificado por todos los espectadores, ya que si bien personas con cierto conocimiento en el rubro de las artes lo puede entender, para la mayoría de las personas éste está en otro idioma o en su defecto sólo verán lo que ante sus ojos es un objeto cotidiano. En éste sentido, es que considero que Lesper le llama arte burgués, ya que la prole, que carece de estudios y conocimiento en el área no entenderá e incluso a personas que sepan de arte, no logra transmitir este mensaje. Por lo tanto el proceso de comunicación queda inconcluso.
    En resumen el arte es y seguirá siendo subjetivo, continuará habiendo gente a favor del arte más tradicional, como seguidores del arte contemporáneo; no se trata como estudiantes de arte y/o futuros artistas de pelear uno con el otro, sino de crear e innovar ya sea el estilo que cada quien considere es el adecuado para lograrlo, es decir no es el medio sino el fin, el que aquí importa y sobre todo, creo que se trata de utilizar un lenguaje (obras) que realmente digan algo que el espectador puede descifrar, para poder generar la retroalimentación; sobre todo creo que se requiere respeto, no se trata de convencer ni ver quien está bien o mal, simplemente son distintas formas de crear arte. Y en ambos lados hay obras buenas y malas. Estar a favor o en contra o querer convencer que unos se pasen al bando de otro, sería lo mismo que pedirle a un aficionado de las Chivas que se vuelva fan del América o viceversa.

    ResponderEliminar
  16. Alain silva

    ¿Qué tan pretenciosa es Avelina en sus críticas? No lo se, pero lo que si se es que te la venden por los dos lados, pues no compres ninguno.
    Encuentro más fortalezas que debilidades, y esas debilidades (negativas) se pueden ver como fortalezas(-x-x = +x), una de las criticas más agrias que he leído, molestas y con un lenguaje que todos entendemos, eso es lo que tiene y se siente en sus textos, actitud y sinceridad, tanto es así que llega a incomodar.
    Leer su blog es divertido, más allá de toda la seriedad de lo tratado, que ya lo han estado mencionando en los demás comentarios. Me gusta que te saque una carcajada al estar leyendo, no encuentras a personas que lo digan de esa manera, tan sarcástica, tan vulgar como algunas personas lo encuentran, con un lenguaje tan cercano, y no olvidemos lo que llamaría “Chismes culturales” jaajaaa a todos les gusta el chisme, esas anécdotas tan peculiares que le pasan a ella y las comparte de una manera crítica.
    No sobrevaloren tanto las cosas, ni objetos ni ideas…

    ResponderEliminar
  17. En esta discusión creo que se puede pecar de reducir a dos polos la creación artística:

    el "arte tradicional"
    el "arte contemporáneo"

    A. Lesper

    De las contradicciones más fuertes que me saltan en la relectura de sus críticas es su demanda a gritos de un arte horizontal -un arte que no sea de élites-, un arte del que todos podamos ser partícipes; defendiendo esta exigencia plantea el arte tradicional, el del renacimiento hasta cierto punto de las vanguardias de principios de siglo XX, como solución. Periodos que, precisamente, nos legaron los descubrimientos de la multiposibilidad del arte -y camino durante el cual se fueron desprendiendo todas y cada una de las características del arte contemporáneo que Avelina condena.

    De ahí que el error más grande es pensar hacia un "atras" superado, un retrogradismo ingenuo y desinformado, la apuesta tendrá que ir hacia adelante, -sea lo que sea que esto signifique- y no quedarse en la queja pobre, por muy desgañitada que se haga.

    Rescato el desencanto a que su agriadulce crítica nos lleva, para reenfocar estos problemas denunciados ante los cuales, aunque son el hilo negro, hemos adormecido la sensibilidad. El shock que nos lleva a un despertar.

    ResponderEliminar
  18. ESMERALDA
    SECC 01

    EL ARTISTA ES EL ÚNICO QUE PUEDE VALIDAR SU OBRA Y TAMBIÉN ES EL ÚNICO RESPONSABLE DE LA OBRA MISMA.

    AVELINA LASTER SACUDE, CIMBRA AL CREADOR, A LA OBRA, CRITICA AL MERCADO EN QUE HOY EN DÍA SE MUEVE EL ARTE. CRITICA A LA INSTITUCIONALIDAD. EL ARTE SE HA CONVERTIDO EN UNA PROSTITUTA CARA, EL ARTE SOLO HABLA PARA LAS ÉLITES. EL ARTE CAMINA PERDIDO Y NO VA LE LA MANO DE NADIE, HA QUEDADO DESPROTEGIDO Y QUEDA EXPUESTO A LA CRÍTICA SEVERA SEA ESTA RAZONABLE O NO.EL CONCEPTO DEL ARTE SE PIERDE EN EL SIGNIFICADO SEMÁNTICO QUE CUALQUIER CULTURA O PERSONA LE PUEDE DAR.

    ResponderEliminar
  19. Mari Correa
    16 de feb, dijo:

    Avelina Lésper se arriesga al hacer una critica tan radical; ya que puede tildar en lo erróneo; pues siempre habrá caminos indistintos de pensamiento que reivindicaran o descalificarán diferentes puntos de vista. Y cada uno de ellos con una validez no solo hipotética personal sino con bases de conocimiento teórico filosófico.

    Primeramente creo que adoptar una posición neutra en el campo del arte; es hasta ahora la postura de los estudiosos en critica estética; ya que en la actualidad se siguen discutiendo posturas, sin llegar a nada en concreto; y los criterios que se han dado a conocer no se pueden establecer como criterios paradigma o ideas absolutas.



    Es bueno dejar claro que no hay verdad establecida.

    Ni la de Lesper, ni la de cualquier otro critico que defienda lo contrario.

    Siempre que los juicios , sean a favor o en contra y que conlleven a un extremo, refieren a un prejuicio. Y en el arte el prejuicio resta libertad; y nos inhibe la posibilidad de pensar desde el arte ,por el arte y por consiguiente de su complejidad y autonomía; que es la que finalmente nos abre horizontes a nuevas modernidades.

    El arte no puede ser pensado desde esquemas del pasado.

    El arte dice Juanes debe ser pensado desde si mismo, como una patria con su propio lenguaje.

    El tener un prejuicio siempre atisba a una descompensación ideológica poco objetiva, en donde siempre conduce a caldos de cultivo que no se drenan en un lenguaje linfático y que además generan edemas polémicos , que finalmente conllevan a criterios poco fiables.



    Reconozco que la Sra. Avelar tiene sus propios argumentos razonables, que aunque faltos de fundamentación; y aunque es obvia la situación en muchos planteamientos, el hecho de ser tan radical siempre restara credibilidad a un juicio valido.

    Sin embargo siempre he respetado a todos y todas estas ideologías radicales sean opuestas o a favor de algo; ya que a partir del radicalismo se nutren los pensamientos y se llegan a encontrar ideologías que pueden conducir un criterio propio.

    ResponderEliminar
  20. En palabras de Avelina Lesper : "escribir critica es mierda", así mismo su critica es mierda, no nada mas esta basada en la subjetividad sino que la omision de informacion es una falta realmente grave, y como comentamos en clase, tiene este medio en el que se expresa y la gente lo lee y ejerce una influencia muy grande, cabe ver la orda de seguidores qu tiene, y muchos de ellos se quedan solamente con esta pobre lectura de arte contemporaneo. Se contradice constantemente así misma en todo el diccionario, y lo peor, bajo sus multiples definiciones se niega así misma como el hecho de decir que nadie puede decir lo que es arte y como así mismo le responderia que nadie puede decir lo que no es arte.
    El arte contemporaneo queda sublevado al ready-made, lo que se me hace una pobre definición del mismo, cuando hay una variante grandisima de representaciones contemporaneas así como de instrumentos para lograr estas representaciones que pueden ser tecnicamente complicadas, mas de lo que pudieramos pensar, al final este texto solo se queda en un texto más que estemos de acuerdo o no, DEBEMOS revizar ya que nos ayuda a compreder mas el contexto en el que se vive, así como analizar lo que pudiera funcionar correctamente y está sobre todo respaldado por una critica aunque subjetiva no totalitaria y radical.
    En cuanto a puntos positivos y definitorios esta el que saca del snobismo en el que se rodea el arte hoy en día, cosa que no solo ocurre en los grandes contextos sino en los más pequeños, inclusive en nuestra escuela los que se llaman "artistas" viven solamente en su burbuja sin responder a demandas de la sociedad así que como dijo Pablo Helguera en la conferencia del SITAC :"es valido sacrificar "el arte" para convertirlo en hacktivismo" y reflexionando esta frase, ¿es sacrificar el arte cuando este arte responde a la sociedad? ¿no es esa la funcion del arte? debemos integrarnos de vuelta a la sociedad así como lo anunciaba Eugenio Trias en su libro "El artista y la ciudad" el artista debe responder a la sociedad asi como la sociedad al artista.
    Pero como dije en clase y lo sostengo: Aunque no concuerdo con su evidentemente subjetiva y radical critica, encuentro puntos acertados aúnque sinceramente me dio hueva, más hueva leerla a ella que lo que me dan oir a toda la bola de artistas burgueses hablar del arte dedicado a la sociedad.

    Por ultimo terminare con una frase en el texto de Lesper : "no todos pueden ser artistas" y si, efectivamente pero entonces, así como en la pelicula de Rattatoulle que dice: "no todos pueden ser cocineros, pero un cocinero puede provenir de la fuente menos esperada" así mismo NO TODOS SOMOS ARTISTAS PERO EL ARTE PUEDE PROVENIR DE CUALQUIER LADO.

    ResponderEliminar
  21. El discurso de Avelina Lesper, me parecio interesante, realmente te pone a reflexionar con lo que dice, su lenguaje es sencillo y su postura enérgica me hace pensar en primera instancia que tiene toda la razón en lo que dice, si solo te limitas a ver las obras que ella crítica estaras de acuerdo con ella.
    Si bien yo concuerdo con ella en muchas cosas, tambien pienso que es muy radical en sus comentarios, al decir que todo el arte contemporáneo es de mal gusto(una mierda como ella dice) esta siendo muy general en su crítica, es cierto que el arte actual esta pasando por un periodo de crisis y hay artistas que no merecen serlo y cuyas obras no deben ser consideradas como arte, tambien hay muchos artistas muy creativos que estan haciendo cosas muy interesantes, algo que Lesper nunca mensiona quizas le falte informarse mas investigar mas artistaspara tener una visión mas amplia o la otra es que simplemente no le gusta el arte contemporáneo y de ahi no la sacas.
    Todo lo visto en la sesion me hizo cuestionarme que si suponiendo que todo lo que dice Avelina es cierto entonces si no regresamos al arte clásico lo cual creo que ya no es posible, entonces todos seremos unos artistas mediocres y si como dice ya no son necesarias las escuelas de arte porque el artista actual ya no necesita ningun tipo de preparación entonces ¿Que hacemos estudiando artes visuales?

    Ya el tiempo se encargará de aclarar nuestras dudas.

    ResponderEliminar
  22. En la lectura del diccionario se pueda preciar de un modo contundente su completo desprecio por el arte conceptual contemporáneo. Por supuesto es de una índole claramente subjetiva, un resumen de aquellas obras y de aquellos "artistas" que actualmente acaparan el mainstream elitista. Sin embargo yo no pude tomarme en serie tal crítica porque, al menos así me pareció, estaba hecho con completo humor sarcástico y por tanto protegiendo los verdaderos conceptos de sus ataques. en cuanto a opiniones personales, jamás puedo resistirme a leer cualquier clase de textos radicalistas, ya sea por curiosidad, morbo o para hacer crítica. Pero, como la mayoría de esos textos, carece de suficientes argumentos para crearse una sólida base de apoyo, abarcar todo el campo del arte contemporáneo. Y sólo presenta en sí una minúscula parte de ese mundo a tener en cuenta, por otro lado, al menos en muchas de sus opiniones pude estar de acuerdo, aunque sea parcialmente, otras me disgustaron y en otras de plano tuve que reírme. Después de leer ese artículo, su blog y el manifiesto hartista, en el que supongo ella concuerda completamente, sólo puedo decir objetivamente que necesitan recorrer un largo camino antes de que su campo ideológico se ordene, que recolecten la suficiente información para ofrecer una mirada más amplia y más satisfactoria (para el ojo científico, objetivo y no sentimental).
    Sus definiciones en el diccionario, principalmente la del artista, arte contemporáneo, curadores y críticos son muy improvisados. Parecen una caricatura a comparación de publicaciones serias como "Teoría general de la historia del arte" de Jacques Thullier, libro del 2003 que trata de una manera muy objetiva de definir "arte" e "historia del arte" y lo que no pudiera caber en ello.
    Aunque realmente no sé hasta dónde lleguen las pretensiones de Lésper, yo me lo tomaré con una opinión más de periódico de donde podremos sacar nuevas ideas, retomar otras o refutar otras más.
    En cuanto al artículo de somamexico:
    De un lado tiene la misma clase de subjetivismo sentimental que Lésper (aunque contra ella) y no clara bien sus preguntas, y de otro pone en entredicho las debilidades de los puntos de Lésper como simplemente calificar lo que no le gusta de "mierda" sin siquiera una pequeña crítica o investigación, los trucos de cartas para hablar del objeto y su significado (y el que le dan los críticos) y del cómo se buscan dejando de lado todo lo que lo "envuelve" y oculta su ser y el trabajo del crítico.
    Incluyendo un poco del hartismo y su manifiesto, quizá el mayor error u omisión sea el poco que se habla de las artes multimedia o las industriales, puesto que por lo menos podrían hacer un artículo que completase la falta de estos conceptos en su manifiesto o en otros de sus textos. Lo mismo va para el stuckism, aparentemente más cerrado aún que los artistas.
    Ojalá después les podamos dedicar una sesión a ellos.

    ResponderEliminar
  23. Sobre Avelina Lesper...

    Si bien coincido y me son de agrado algunos términos y explicaciones sobre lo que Avelina menciona del arte contemporáneo, la forma en que uno debe ser experto en la técnica y la producción con significado a la sociedad, también tengo en cuenta que es un comentario ambivalente puesto que después de leer sus críticas y comentarios son al final de cuentas personales y esto no deja de ser algo subjetivo. Aún cuando la crítica sea tan amplia desde su punto de vista, considero que exagera su postura porque la realidad es que nada es tan bueno ni nada es tan malo, y siempre hay que tener en cuenta el contexto de la situación, cosa que ella "sabe" ... o cree saber cuando habla de que el arte contemporáneo no sirve, pareciera que no entró a su cabeza la idea de que no existen las verdades absolutas.
    Si, siempre hay mucha paja en todo tipo de vanguardia, cultura, y demás movimientos, y en todas partes, no sólo en el arte, sino en la cultura en general, política y demás. Pero de la misma forma siempre hay algo que salvar de entre todo eso.

    Otra cosa que veo interesante en esta posición de Avelina, es que me agrada que exista gente de este tipo de pensamiento pues simultaneamente a ella, ella misma da forma a su contrario, define su opuesto, lo que da cabida a todo tipo de arte, y al final de cuentas tratando de ver lo positivo en los comentarios de Avelina; es lograr tener una imágen o significado tal cual claro como ella lo tiene para el arte. Desde mi punto de vista es algo que busco, el día que tenga mi "verdad absoluta" la defenderé a muerte y la trabajaré claro.

    ResponderEliminar
  24. Avelina Lesper; su critica acerca del arte contemporáneo, tiene una connotación, radical y partidaria. a lo que debe de ser el arte!!! estoy de acuerdo en algunos puntos con ella, acerca de la valorización y evolución del arte tradicional; de la basura y violencia que ha habido en el arte contemporáneo..
    Pero el arte contemporaneo no se queda solo estacionado en un un solo aspecto "negativo" que es cierto; todas las obras que han aportado al arte, y no solo de una manera conceptual, inclusive en algunos casos hasta estética como por ejemplo Bill Viola que a mi me encanta!! sin dejar de valorar a Picassso. A lo que voy; creo que tanto el arte tradicional ,como el contemporáneo a lo largo de la historia han tenido sus aspectos negativos y positivos y ambas en su evolución..
    Abordar solo una parte del (fenómeno); no es una critica completa!!! una falta de visión; se necesita una visión más amplea acerca del fenómeno tratado,; sin embargo el atreverse a decirlo nos abre mas posibilidades para tratar de esclarecerlo mejor..

    ResponderEliminar
  25. Evidentemente lo primero que llama la atención de Lésper, es esa forma tan radical y cruda de escribir en contra del arte contemporáneo, colocando en lo más alto el arte tradicional que tanto defiende (aunque desde una perspectiva basada en la importancia de la técnica y el rechazo de su peso conceptual). Quizá esta postura, aunque sea extrema para muchos, es finalmente lo que identifica al crítico: él designa directamente lo que es arte, no podría tener una visión neutral o imparcial ante el fenómeno artístico (como decía en clase, o es blanco o es negro), el resto de la opinión no especialista, aquella que está en contra o a favor, o bien, la simple opción de dejar abierta la posibilidad de una nueva reflexión la hacemos nosotros, como espectadores, como artistas, como estudiantes de arte, etc.

    Además de que pone en dos “cajas” confrontadas entre sí el llamado arte tradicional y el arte contemporáneo, parece olvidar que ya antes hubieron confrontaciones así, y todo depende del contexto; ejemplos tenemos bastantes: como cuando los neoclásicos rechazaban e incluso desechaban las obras barrocas, o como cuando también se rechazaba y se veía como basura el arte impresionista, que es entonces después de cierto tiempo, cuando realmente se observa el valor de la producción en dichas épocas. ¿Cuántos años más tendrían que pasar para tener una visión más objetiva y menos quisquillosa de las nuevas formas que surgen en el arte?

    La forma de designar así lo que pasa en el arte, me parece, podría ser bastante arriesgada, pues depende también qué tipo de personas son las que leen cosas como lo que escribe Lésper, sin estar enterados o sin tener una formación más cercana y más crítica en el mundo del arte, pues de buenas a primeras cualquiera se podría identificar con lo que escribe y encontrar ahí aquellas “piedras” que encontró al toparse con arte contemporáneo, a diferencia de aquellos con una relación más estrecha al ámbito artístico. Señalo esto porque un espectador no especializado podría ser mayormente influenciado por este tipo de texto visceral y cerrado, pues Lésper, en un intento de volver la mirada al pasado para engrandecer el cómo debería de ser el arte, está cerrando de cierta forma el estar abierto y dispuesto a lo nuevo.

    Pensé también en otra cosa muy importante que en mi criterio considero que omite, que es el derecho (o incluso si se puede llamar, la naturaleza) a innovar. Si Monet nunca se hubiera “atrevido” a dar esos pincelazos en “Impresión, sol naciente” nunca hubiera surgido el impresionismo, si Alva Edison nunca se hubiera atrevido a experimentar con un pedazo de vidrio y un filamento de carbono, no conoceríamos la bombilla eléctrica, y así en cualquier aspecto entraría el tema de la innovación y lo que ha generado. Y este aspecto, el “Brevísimo diccionario de una impostura” no sólo es brevísimo, sino también limitado.

    ResponderEliminar
  26. Apuntes sobre Avelina Lesper:
    Parece que aportar y conducir el arte en mayúsculas, en este tiempo se hace difícil por el carácter lingüístico que se debe comprender. Cuando se trata de construir un conocimiento desde su atemporalidad, opaca la nitidez y habla de nada. Una repercusión del trabajo de Avelina L. y que profesionalmente nos puede dejar en aporte al análisis de estudio, es el que podamos distinguir entre palabras someras y discursos críticos construidos. En aporte al valor del conocimiento no da una visión enfocada del discurso y el buscar el radical no es patético, mientras ajustes el lente y visiones.

    ResponderEliminar
  27. Tal vez por mi falta de conocimiento y gusto sobre el arte conceptual, me agrada bastante lo que dice Avelina, pero estoy totalmente de acuerdo con mis compañeros en que su escrito es subjetivo. Sinceramente yo no creo que a la señora le falte información o que hable nadamas por hablar -si no, que desepción porque entonces sería como los "artistas" a los que critica-, solo creo que es muy cerrada y se mantiene en su postura.
    A pesar de que me guste lo que dice, creo que en todo debe existir un justo medio.
    Es fácil ver que el arte está en crisis, pero es muy dificil decir qué es bueno y qué malo, porque como dice mi compañero Jacobo, no existen verdades absolutas. Pero es parte del proceso, en toda experimentacion siempre hay una crisis.
    Ojala nos toque ver quien tiene ó tenía la razón.

    ResponderEliminar
  28. Fortalezas y debilidades.
    Avelina Lespér Indudablemente atrae gente interesada en el arte, ya que plantea cuestionamientos de interés, pero haciendo acusaciones violentas; Igual a las obras que critica. Considero que al hablar de forma despectiva en contra del arte contemporáneo, y calificar todo él arte conceptual como mierda es un arma de doble filo porque aun que pudiera tener algún grado de razón, su postura fanatista no admite, la diversidad.
    Es comprensible la situación de lesper, pretende llamar la atención de los lectores, criticando, excluyendo, y generalizando de forma grosera a las instituciones, curadores y artistas. Por su intolerancia pierde la mitad del público interesado en el tema.
    -especula sobre un montaje por parte de las instituciones, artistas y curadores. Dice lesper que estos son los únicos que aprecian y entienden este tipo de arte.
    -Critica la idea de que el arte caro es mejor que el que no lo es.
    -la teoría de las células espejo como teoría del conocimiento. Afirma que aprendemos conociendo nuestro entorno por medio de la imitación.
    Sita Lespér: ¿por dónde tiene que pasar el estatuto de la crítica para poner en cuestión la relación con dicha realidad?
    Sita Daniel montero: Lespér descalifica inmediatamente este tipo de obras por que según ella han perdido su cualidad evocadora, ficción que brinda perfectamente la pintura figurativa.
    -La consecuencia del trabajo de avelina puede ser atraer por medio de sus cuestionamientos a alguien que pueda hacer una crítica imparcial y mejor fundamentada.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares