Acrónimo . Guía para Mesa 3

Futuro del Arte

“El arte del futuro, es ya, el de nuestros días.”
José Luis Brea

El surgimiento y desarrollo de nuestras sociedades de masas, a partir del período económico expansivo de la postguerra y concretado en torno a los años sesenta ha implicado evidentes modificaciones de entender lo artístico; lo que algunos han identificado como estetización de la experiencia, favorecida por la configuración técnica de la cultura. La expansión, es de hecho, uno de los signos centrales y punto clave a partir del cual lo artístico ha sido desplazado de sus funciones tradicionales, provocando un desconocimiento, un estado de incertidumbre de lo que está por venir. A todo ello ¿tiene el arte un futuro?

Para mirar al futuro habrá que tomar conciencia, en primer lugar, de las circunstancias que han originado las condiciones actuales. Habrá que comprender el arte como una realidad no inmutable, sino como un conjunto de prácticas y representaciones susceptibles al cambio y a numerosos ajustes, como cualquier otra extensión de la cultura.

Si se quiere hacer referencia, será indiscutible señalar que uno de los signos más señalados como parte de este futuro, quizás paradójicamente, tiene que ver con lo técnico. La aparición de nuevas tecnologías en la producción ha abierto el debate hace algunas décadas ya, sobre lo que se podría llamar  "una nueva gran utopía estética". La técnica, presenta una doble configuración: por un lado hace factibles unas condiciones de bienestar material. Por otro un componente indudablemente destructivo (por su aplicación militar, industrial, la alienación a partir de la información, etc.). Es por ello necesario un imperioso replanteamiento en los usos y funciones de la técnica. Un dialogo al respecto.

Otra cuestión importante de la cual partir es la del carácter cambiante en los soportes. Éstos, quizás, son los primeros y más perceptibles cambios que se han producido, al igual que los lenguajes y la propia producción artística. Cualquiera que se acerque a algún sitio convencional, no electrónicos, podrá notar las nuevas posibilidades de realización artística que se han colocado junto al lienzo, en un creciente número de pantallas electrónicas o fotografías digitales, por mencionar algunos.

Y por si hiciera falta un componente más, el de lo referente a los cambios en la forma de la experiencia estética. Si los cambios a nivel del soporte son importantes, mucho más son las consecuencias que se desprenden de su distribución y recepción. Las modificaciones en las formas de comunicación inducen de hecho cambios en la propia concepción y en las formas del arte, como ya sugería Marcel Duchamp. Es justo  la experiencia de lo artístico la que está en un proceso de transformación profunda, en primer lugar, porque la ontología de la obra de arte cambia: su singularidad irrepetible se ve sometida al empuje de, por ejemplo, las tecnologías de la reproducción; y en segundo, porque la aparición de la imagen-tiempo, frente a las características de la imagen estática, también supone una gran alteración de sus potenciales simbólicos: toda su “promesa de eternidad”, de duración, frente a la experiencia de efimeridad del acontecimiento, se ve cuestionada y en cierta medida impedida. La obra, sometida a un tiempo interno, en una duración propia, abre un nuevo horizonte que ya no es la eternidad, sino lo efímero del tiempo-real, “lo que está pasando, lo estás viendo” que caracteriza el propio desafío de los media.


Referencias:

-Jose Luis Brea. El Arte del Futuro - http://www.latinartmuseum.com/futuro.htm
-Documental: The Future of Art (con subtítulos en español) - http://www.youtube.com/watch?v=DafvOviUziI



Cuestionamientos de partida:

1. ¿Podríamos hablar de una experiencia estética modificada para el espectador en la actualidad?
2. ¿En qué medida está, la función de lo artístico, ligada a todas las nuevas técnicas de producción?
3. ¿Existen otras variables destacables que afecten considerablemente la configuración de lo artístico?
4. ¿Es posible hablar de un arte para el futuro? ¿Dadas las circunstancias actuales en el arte, qué técnicas o manifestaciones artísticas se seguirán desarrollando, o bien, cuáles podrían ser las nuevas tendencias?

Atte. Heidi Rodríguez
Coordinador 
.

Comentarios

Entradas populares